Un viaje que deja a todo el mundo fascinados es el de sudáfrica.

El viajero llega primero a Yohannesburgo, (en zulú: Igoli, ‘lugar de oro’​) es la ciudad más grande y poblada de Sudáfrica. Es la capital de la provincia de Gauteng, la más rica de dicho país y la cuarta economía más grande del África austral. Coloquialmente los sudafricanos le llaman Joburg, Jozi,​ o JHB.

Se recorre en un par de días y de ahí se llega al parque  nacional Kruger, en el nordeste de Sudáfrica, es una de las reservas  más grandes de África. Su alta densidad de animales salvajes incluye a los cinco grandes de África: leones, leopardos, rinocerontes, elefantes y búfalos. En el parque habitan cientos de mamíferos, así como diversas especies de aves, como buitres, águilas y cigüeñas. Montañas, llanuras con arbustos y bosques tropicales forman parte del paisaje.

Existe la posibilidad de hacer un recorrido caminando , por 2 días y 3 noches  en áreas de la Naturaleza salvaje virtualmente. No hay sendas establecidas en las áreas salvajes, se camina en rutas hechas por los animales o se busca nuevas rutas entre los arbustos. Andar a pie por el Parque permite un contacto con la fauna y la flora directo, intenso y distinto del que se tiene cuando se visita el Parque en todoterreno.

Los grupos cuentan con aproximadamente 8 participantes, acompañados por un ranger, su ayudante (ambos armados con rifles) y un cocinero. Se pernocta en chozas de madera, agrupadas en pequeños campamentos dispersos por el parque.

Otra forma de recorrerlo es montados en un todoterreno con dos ranger armados que comunicados por Handy con otros compañeros, van avisando los animales que encuentran. En ese recorrido es posible ver casi todos los animales del parque: elefantes, cebras, jirafas, hienas, antílopes, leones, leopardos, rinocerontes, etc. También hay recorridos nocturnos para observar la caza de animales a la noche.

Luego de conocer el parque que claramente es el principal atractivo del país, se visita Ciudad del Cabo que sorprende por sus edificios modernos y sus playas. Y generalmente el recorrido sigue por la ruta jardín donde encontramos los criaderos de avestruces, carne que se come con mucho placer y las playas del océano índico.

Es un viaje altamente recomendable para todos los amantes de la naturaleza !!!

Compartir